html. CTA - Central de los Trabajadores Argentinos - "La vida es una lucha constante"

Principal : ACTA : Secundarias


Otras secciones...

Documentos (archivo)

Afiliación

Fed.Nacional de Salud

Fed.Trab. de la Energía

Fed.Trab. de la Industria

Sec. Cultura

Sec. Derechos Humanos

Sec. Discapacidad

Sec. Género

Sec. Juventud

Sec. Salud Laboral

Trab. Autogestionados

Observatorio Juridico

Ediciones CTA

Mi Correo

 

Córdoba: Juicio a Menéndez
"La vida es una lucha constante"

[26/11/2009] Por Katy Garcia*. Isolina Tránsito Guevara, enfermera y activista sindical, declaró como testigo y sobreviviente en la causa Menéndez II, el pasado 12 de noviembre. Su testimonio revela las conexiones entre fuerzas de seguridad y civiles durante la dictadura. “Quiero Justicia y cárcel común para los culpables”, afirma.

Desde muy joven, un mandato interno, difícil de acallar, la impulsa a llevar la voz cantante y exigir a las patronales los derechos que le correspondían como trabajadora. Hace 32 años, estuvo detenida en el Departamento de Informaciones conocido como D2 y luego en la Unidad Penitenciaria Nº 1 de Barrio San Martín, en la provincia de Córdoba. Fue “juzgada” por un Consejo de Guerra y luego de casi tres años en prisión fue liberada junto a su hermano, también cautivo, en noviembre de 1979.

La sobreviviente y testigo declaró en la causa Menéndez II que juzga el asesinato de Ricardo Fermín Albareda, y los tormentos y torturas sufridos por nueve sobrevivientes en las causas conocidas como “Moyano” y “Morales”. En una conversación con Prensared, vuelve sobre aquél pasado oscuro que “no se olvida pero se supera”.

Isolina transmite vitalidad y firmeza. Se asume como trabajadora y desde esa visión construye su historia. Se casó con Miguel “mi compañero de toda la vida” y tuvieron cinco hijos. Como tantos cordobeses, se fueron a probar suerte al sur del país. Se quedó en Río Grande, ejerció su profesión en el Hospital Público y, como no podía ser de otra manera, fue delegada y activista gremial en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE-CTA).

“La vida es una lucha constante”, asegura. Y en esta instancia espera Justicia. Y que los culpables “por más que sean ancianos, vayan presos, y cumplan condena en cárceles comunes”.

¿Usted era delegada sindical en su trabajo?

Yo era delegada de la Clínica del Niño. Había llegado allí y sin saber nada, pedí uniforme, zapatos y elementos de trabajo y me los dieron. Entonces, las compañeras que trabajaban desde antes, me cuentan que a ellas nunca les habían dado nada, que si yo les podía conseguir lo mismo para ellas. Fuimos al gremio y pedimos autorización para elegir delegado. No se postuló nadie, por supuesto, y me postule yo y gané.

El 19 de enero de 1977, usted estaba en su lugar de trabajo, cuando un grupo de hombres la lleva presa. ¿Cómo fue?

Había ingresado a las 6 de la mañana y hacía doble turno. Eran como las 15.00 y una compañera me avisa que una gente me estaba requiriendo. Llego a la sala de enfermería y había dos o tres personas. Delgadas, altas, de anteojos negros y pelo largo. Me dicen que tenían que llevarme detenida para averiguación de antecedentes. Les digo que esperen que me cambie porque no podía salir de uniforme. Revisan todo y me preguntan si hay ventanas. Me visto, salgo con ellos y me encaran hacia un Ford Falcon verde.

Ahí empieza el recorrido hasta el D2…

Había dos hombres adelante, de similares características. Con anteojos oscuros, de sol. Me tiran en el asiento de atrás, en el medio, y me ponen el pie en la cabeza. Viajamos un rato y me bajan en el pasaje Santa Catalana -sede del D2- y apenas atravieso la puerta me ponen una venda oscura. Adentro, me siento en un banco duro, creo que de cemento. Había mucha gente. Me daba cuenta por carraspeos o por roces, de esa forma nos presentábamos de alguna manera. Donde estaba, había dos puertas, una adelante y otra atrás. Me sacan por la parte de adelante, a un patio interno, soleado, porque podía ver la luz del sol por debajo de la venda. Me pasan a una sala de tortura, me introducen la cabeza en un tacho con agua. Yo hacia como que me desmayaba, me dejaban un rato pero después me tiraban agua encima. Recibía golpes con un elemento duro y patadas. Me preguntaban por personas que yo no conocía. Así pasé tres días.

¿Cuáles fueron los peores momentos vividos en ese lugar siniestro donde pasó 12 días?

Una de la peores torturas fue oír a mi hermano –Ramón Hugo Guevara- gritar por las torturas. Estaba muy mal, golpeado, lastimado. Fue una de las peores cosas que me pasaron. Además, todos los días venían con una lista y formaban una fila y nombraban a quienes supuestamente se irían a su casa. Yo preguntaba ¿cuándo me tocaría? Si yo no había hecho nada ilegal, si solo pedía por mis derechos.

Otro momento duro fue cuando me pegan y me sacan por detrás. Subimos tres escalones y damos la vuelta. Subimos otra escalera grande, que no era de material. Uno de cada brazo me subía. Me entraron y sentí que se iban. Otra persona detrás de mí, me desata la venda. Era un lugar con pocas cosas, creo que había un escritorio. Me saca la venda, y me ordena que gire la cabeza. Me doy vuelta, sin mirarlo. Nos decían que no los reconozcamos, porque nos iban a asesinar. Este hombre me dice que lo mire.

¿Y ese hombre era el mismo que ahora está en el banquillo?

Sí, era él. Un tipo grandote, con pelo claro, y con esos ojos claros, brillantes, de asesino. Esa boca muy particular, labios gruesos, feos, una imagen horrible, libidinosa. Me mira fuerte, y me dice que lo mire bien que era el Gato (Miguel Angel Gómez). Comienza a pegarme y a preguntarme datos de una persona que yo no conocía. Después de insultarme y golpearme, me pone la venda, se abre la puerta y me bajan al lugar donde estaba (El Tranvía).

Ahora, cuando el Juez le pide que reconozca a los acusados, precisamente, el “Gato” Gómez da un paso al frente, para intimidarla. ¿Lo sintió como una amenaza?

Pienso que a pesar de lo que está pasando, se cree fuerte, se cree todavía impune, con poder. Pero la verdad no sentí miedo. Me quedé mirándolo fijo a la cara, que sepa que lo reconocía, que era la misma situación de hace 32 años atrás. Que no tenía ningún poder ahora. Yo, sí tenía poder, porque estaban mis hijos en la audiencia, los compañeros, la Justicia y la verdad sobre todo.

¿Qué paso después de esos 12 días en el D2?

Me llevan a la Penitenciaría de barrio San Martín. Nos requisaron, sin ropas, con una requisa profunda, por todo el cuerpo, me sacaron una foto y me dan mis pertenencias para que me vista y los guardia cárceles hombres y mujeres me llevan por un pasillo hasta el pabellón 14, donde estuve alojada con un grupo de compañeras hasta el 26 de diciembre de 1979 en que salí en libertad.

Juicio al trapo rojo

Isolina, como la mayoría de ex presos, ha sufrido simulacros de fusilamiento. En 1979, la someten a un Consejo de Guerra en el Tercer Cuerpo. El traslado se realiza en un camión. Vendada y esposada viaja con un grupo de soldados. Uno de los militares se presenta como el abogado defensor. Nunca lo había visto.

En el estrado, un grupo de militares de alto grado con condecoraciones, preparados para el juicio. “Yo estaba paradita, con tres soldados atrás, con armas largas. Comenzó el juicio y la acusación era por una revista del Che Guevara que había comprado en el kiosco. Querían que me haga cargo de que era comunista, de pertenecer al Partido Comunista. Yo nunca milité en ningún partido. Era activista sindical y lo sigo siendo. Se declaran incompetentes y vuelvo a la penitenciaria”, relata.

En otra oportunidad, junto a otras presas, esposadas y vendadas fueron trasladadas y arrojadas al piso de un avión Hércules. “Mi hermano estaba arriba, muy triste, porque ya no me vería más. Entonces, rompe un vidrio de una ventana para que lo lleven a la enfermería y así me veía cuando pasaba al hospitalito”, cuenta. Al cabo de varias horas dan marcha atrás. Solo partirían quienes estaban a disposición del PEN. Como ellos estaban a merced del Tercer Cuerpo de Ejército, vuelven a la penitenciaría.

Los Guevara, eran una típica familia de trabajadores de barrio Güemes. La madre, ama de casa, el padre y su hermano preso, trabajaban en el Correo. Una de las hermanas, Silvia, en una fábrica de calzado. Lila, era temporaria en la estafeta de Carlos Paz y la menor estudiaba. “En el 77 cumplía los 15 y lógicamente no se los festejaron. Cerca de un año estuvieron sin saber donde estábamos”, recuerda con tristeza.

Sus padres golpearon todas las puertas posibles. Incluso, fueron a verlo a Primatesta. Viajaron a Buenos Aires, presentaron hábeas corpus. “Estábamos desaparecidos”, afirma.

* Corresponsalía Córdoba.

También en Secundarias

Comunicado conjunto de la Lista 1 y la Lista 10

En la tarde de ayer dirigentes de la Lista 1 y la Lista 10, principales contendores en las elecciones de la Central de Trabajadores de la Argentina del jueves 23 de septiembre, dieron a conocer un comunicado conjunto en el que reafirman su voluntad de respetar las resoluciones de la Junta Electoral Nacional y el Comité Arbitral y a preservar la unidad de nuestra Central.

La CTA repudia nuevo asesinato de dirigente sindical en Honduras

La Secretaría de Derechos Humanos de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), encabezada por Ricardo Peidro, junto a la Red de Derechos Humanos de la Confederación Sindical de las Américas (CSA) repudiaron el asesinato de Juana Bustillo presidenta del Sindicato de Trabajadores del Instituto Hondureño de Seguridad Social (SITRAIHSS) y miembro del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).

Julio López, cuatro años sin respuestas

Se cumplieron el sábado cuatro años de la desaparición del testigo Jorge Julio López y, en ese marco, miles de personas se movilizaron por varios puntos del país para exigir justicia y pidieron al Gobierno que tome la "decisión política" de esclarecer el caso. En La Plata tuvo lugar la movilización más importante, en la que se sumaron agrupaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos, entre ellas, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Maniobra divisionista y patronal contra la Asociación de Empleados del Poder Judicial

Trabajadores judiciales porteños y dirigentes de AEJBA se concentraron frente al Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, en ocasión de la última reunión del plenario de consejeros, para denunciar mediante consignas, pancartas y una radio abierta, las prácticas antisindicales que en ese órgano se vienen llevando a cabo en complicidad con la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN-CGT) y para exigir la inmediata reapertura de la Mesa Salarial donde se discuta una recomposición de los haberes como así también reiteraron otros reclamos sectoriales.

Contundente triunfo de Luz y Fuerza

Luego de un mes de conflicto los trabajadores luzyfuercistas marplateneses, enrolados en la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA) le torcieron el brazo a la multinacional EDEA. El secretario general del gremio, José Rigane, informó en una asamblea de 600 trabajadores los términos del Acta-Acuerdo firmado con la empresa y el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires.

Encuentro del Cono Sur por la libertad de los Cinco

Durante los días 11 y 12 de septiembre se realizó en Buenos Aires, el Primer Encuentro por los Cinco en el Cono Sur. Junto a los compañeros del Comité Argentino por la Libertad de los Cinco y del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba, participaron en las deliberaciones delegados de los hermanísimos países de Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Nos honraron con su presencia la compañera Mirta Rodríguez, mamá de Antonio Guerrero y la abogada de los Cinco, la compañera Nuris Piñero.

Lo que se pretende callar

El juez federal en Jujuy, Mariano Wenceslao Cardozo, citó para hoy a la dirigente social Milagro Sala en la causa abierta por una denuncia del senador Gerardo Morales.

Rigane: “EDEA desconoce las instituciones democráticas”

“EDEA ha demostrado su desprecio por las instituciones democráticas y, lo que es peor, actúa con manifiesta impunidad”. Así se refirió el secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata, José Rigane, al conflicto que mantiene en constante movilización a los trabajadores de la empresa distribuidora de energía. El último martes la protesta se extendió por las calles del centro de la ciudad donde hubo una radio abierta.

Para fortalecer la organización

Con la presencia de dirigentes de la conducción nacional de la CTA y de distintos gremios que luchan por la libertad y la democracia sindical, se presentó ayer en la sede de la FJA el "Manual del Delegado", elaborado por el Observatorio del Derecho Social de la Central. "La idea es que se constituya en una herramienta para la clase trabajadora, con la certeza de que somos los trabajadores los sujetos centrales de la transformación de la sociedad", dijeron.

Movilizaciones y paros de los profesionales de la salud en todo el país

Por Carlos Saglul. En diálogo con ACTA, Jorge Jabkowsky, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Argentina (Fesprosa) describió la realidad del sector donde casi el treinta por ciento de los médicos tienen contratos irregulares con picos en el interior, como la provincia de San Luis. En ese Estado, el 90 por ciento de los profesionales renueva sus convenios laborales cada tres meses. “Exigimos una paritaria nacional, un piso de derechos, donde nadie gane menos del equivalente a la canasta familiar de su provincia", enfatiza.


Secciones...

En esta sección...

Elecciones Directas 2010
Comunicado conjunto de la Lista 1 y la Lista 10

En la tarde de ayer dirigentes de la Lista 1 y la Lista 10, principales contendores en las elecciones de la Central de Trabajadores de la Argentina del jueves 23 de septiembre, dieron a conocer un comunicado conjunto en el que reafirman su voluntad de respetar las resoluciones de la Junta Electoral Nacional y el Comité Arbitral y a preservar la unidad de nuestra Central.

Democracias fraudulentas
La CTA repudia nuevo asesinato de dirigente sindical en Honduras

La Secretaría de Derechos Humanos de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), encabezada por Ricardo Peidro, junto a la Red de Derechos Humanos de la Confederación Sindical de las Américas (CSA) repudiaron el asesinato de Juana Bustillo presidenta del Sindicato de Trabajadores del Instituto Hondureño de Seguridad Social (SITRAIHSS) y miembro del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).

Aparición con vida
Julio López, cuatro años sin respuestas

Se cumplieron el sábado cuatro años de la desaparición del testigo Jorge Julio López y, en ese marco, miles de personas se movilizaron por varios puntos del país para exigir justicia y pidieron al Gobierno que tome la "decisión política" de esclarecer el caso. En La Plata tuvo lugar la movilización más importante, en la que se sumaron agrupaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos, entre ellas, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

volver a comienzo sección