html. CTA - Central de los Trabajadores Argentinos - No carga caliente para Argentina

Principal : Secretaría de Juventud


Otras secciones...

Documentos (archivo)

Afiliación

Fed.Nacional de Salud

Fed.Trab. de la Energía

Fed.Trab. de la Industria

Sec. Cultura

Sec. Derechos Humanos

Sec. Discapacidad

Sec. Género

Sec. Juventud

Sec. Salud Laboral

Trab. Autogestionados

Observatorio Juridico

Ediciones CTA

Mi Correo

 

Capital Federal - Acto homenaje
No carga caliente para Argentina

[25/03/2010] Invitamos a participar del acto homenaje a los trabajadores de Saint John de Nueva Brunswick, Canadá, por sus acciones en defensa de los Derechos Humanos y Sindicales en Argentina durante la última dictadura militar, por lo cual han sido recientemente reconocidos por el Gobierno Nacional con la “Orden de Mayo”.

El día 25 de marzo a las 18 hs. en el salón de actos del anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, se realizará el acto homenaje a los trabajadores de Saint John de Nueva Brunswick por el recientemente reconocimiento por el Gobierno Nacional con la “Orden de Mayo”. La cita es en avenida Rivadavia 1864, en el mismo estarán presentes Pat Riley y George Vair, dirigentes del sindicato portuario de Saint John.

“No hot cargo* for Argentina”, 1979

NO CARGA CALIENTE PARA ARGENTINA

Introducción

El 3 de julio de 1979 los estibadores del puerto de Saint John, New Brunswick, Canadá, al negarse a cargar un envío de agua pesada para la Argentina comenzaron un proceso de denuncia y rechazo a la dictadura militar de nuestro país. Los sindicatos a lo largo y ancho de Canadá se unieron a las protestas internacionales, incluida la Federación del Trabajo de New Brunswick, la cual exigió en 1979 la restitución de los Derechos Humanos y la suspensión de las ventas nucleares a la Argentina. Al apoyar la campaña “No Candu for Argentina” los trabajadores de Saint John promovieron la toma de conciencia acerca de los abusos a los Derechos Humanos que se estaban perpetrando en Argentina y lograron la liberación de algunos presos políticos. En el marco de una creciente economía global, los trabajadores de New Brunswick realizaron un acto de solidaridad local que tuvo un impacto de gran importancia para los trabajadores argentinos. El evento ha sido descrito como "el ejemplo más dramático y singular de solidaridad sindical de Canadá para con los trabajadores del Tercer Mundo".

La historia: “Hay líneas que simplemente no se deben cruzar”

En horas de la madrugada del 3 de julio de 1979 un grupo de piqueteros estaba reunido en la terminal de contenedores del puerto de Saint John. A través de la niebla los piqueteros podían ver en el muelle la silueta del “Entre Ríos II”, un gran barco carguero de la Argentina que estaba esperando un cargamento de agua pesada por un valor de 120 millones de dólares. El piquete había sido organizado por el Consejo Laboral del Distrito de Saint John y su mensaje estaba claramente expresado en sus pancartas: "Hot cargo" y "No Candu for Argentina".

El panorama devastador de miles de detenidos, asesinados y "desaparecidos" había despertado la alarma entre los sindicatos de otros países. En Canadá, el Grupo por la Defensa de los Derechos Civiles en Argentina, formado por exiliados argentinos y simpatizantes locales, reunió el apoyo de los sindicatos canadienses, de las iglesias y de otros grupos para hacer un llamamiento al gobierno en protesta por la represión en Argentina y para solicitar la admisión de presos políticos en Canadá. En 1977 se inició la campaña del "No Candu”.

A pedido de la Comisión No Candu, Larry Hanley, presidente del Consejo del Distrito Laboral de Saint John, acordó con Enrique Tabak, un exiliado argentino miembro de la comisión, para que hablara en la reunión de la Federación de Trabajadores de New Brunswick en mayo.

Los afiches con el lema  "Hot cargo" comenzaron a aparecer en la ciudad y la atención de la radio, la prensa y la televisión nacional se centró en Saint John.

En la mañana del 3 de julio el escenario estaba listo para un enfrentamiento en el muelle. Larry Hanley y Bárbara Hunter, del Consejo de Trabajo, se unieron a los piquetes de los sindicatos locales, incluyendo los trabajadores del Papel, el Sindicato Unido de Trabajadores Autónomos, la Asociación Internacional de Maquinistas, el Sindicato de Trabajadores de Correos y el Sindicato de Empleados Públicos. También hubo piquetes en otras partes de la provincia, incluyendo a Barry Howle de la Hermandad de Trabajadores Ferroviarios y Transportistas de Moncton y Gilles Thériault del Sindicato de Pescadores Marítimos. Grupos religiosos así como también representantes de la Voz de la Mujer, del Consejo de Conservación de Nueva Brunswick, del Proyecto Ploughshares y de la Coalición de Energía Marítima se unieron al piquete.  

Los trabajadores de la Hermandad de Trabajadores del Ferrocarril, de las Líneas Aéreas y empleados de navieras que iban llegando a sus trabajos también se negaron a cruzar la línea.

En una conferencia de prensa realizada ese día, Hanley explicó la demanda principal de la protesta: la suspensión de las ventas nucleares a la Argentina hasta que los Derechos Humanos y sindicales fueran restaurados en ese país. Hanley pidió además la liberación de activistas sindicales encarcelados y que el gobierno canadiense se comprometiera a extender el derecho de refugio a otros 100 presos políticos.

El paro se generalizó. Llegaron telegramas de apoyo desde todos los puntos del país y la protesta atrajo la atención del gobierno. Al día siguiente, los dirigentes del Comité No Candu y sus partidarios se reunieron en Ottawa con la Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Flora MacDonald. Estas acciones lograron una fuerte presión que se sumó a otras que a nivel internacional fueron desgastando la dictadura militar.

Aunque el primer reactor nuclear Candu en la Argentina entró en funcionamiento en 1983, los estibadores tuvieron  una segunda oportunidad para protestar contra la política canadiense. Cuando la Argentina ordenó las barras de combustible adicionales en 1982, los estibadores de Saint John votaron la negativa a manejar la carga. En su lugar, los suministros debieron ser enviados por vía aérea desde Montreal.

Esos acontecimientos demostraron que cuando se trata de dar respuesta a los llamados de solidaridad, la acción de los trabajadores, aunque pertenezcan a una comunidad local, puede tener repercusiones de gran alcance. Los estibadores renunciaron a un día de salario y recibieron críticas de la Asociación de Empresarios Marítimos, pero su acto de solidaridad les había dado un lugar en la historia. La cantante canadiense Nancy White escribió una canción popular en honor a estos hombres con el lema  "No hot cargo for Argentina", y dejó un mensaje de solidaridad al afirmar que "hay líneas que simplemente no se cruzan".

Estos eventos no han sido olvidados. Recientemente, acorde con la política de la actual democracia en la Argentina, los estibadores de Saint John fueron nominados para recibir la "Orden de Mayo", un honor que se  otorga a civiles que merecen el más alto nivel de reconocimiento de la Nación. La propuesta fue impulsada por argentinos como Enrique Tabak. Argentina dio curso a dicha nominación en el presente año y otorgó la Orden a Pat Riley en representación de los estibadores y de los diferentes grupos sindicales, religiosos, sociales y ambientales que participaron de aquella memorable campaña. 

También en Secretaría de Juventud

Comunicado de Juventud por la muerte de Néstor Kirchner

Declaración de la Juventud de CTA por el asesinato de Mariano Ferreyra

La Juventud de CTA, como movimiento de los trabajadores, no puede menos que expresar su profundo e incontestable repudio por la muerte de un compañero trabajador que brutal y deliberadamente fue asesinado por ejercer su legítimo derecho a luchar por la dignidad y justicia de los derechos laborales que son suyos y de sus compañeros. En ese sentido, sin que merezcan consideración ideologías o banderías políticas, el terrible hecho de violencia producido hoy no es ni puede ser representante de ningún conjunto de trabajadores ni de militancia sindical, sino que se trata de un acto delictivo y bárbaro que merece la automática y férrea condena de todos los movimientos y ciudadanos. Quienes asesinan bestialmente a un compañero no son trabajadores, mucho menos militantes del movimiento obrero y gremial, sino mafiosos enquistados en un poder perimido que violentan el espíritu democrático que impregna a la clase obrera y a quienes la representamos en la CTA. Defendimos siempre como una bandera y una victoria de las luchas de la clase obrera el absoluto rechazo de la represión como respuesta a los reclamos y medidas de lucha de cualquier tipo que ha caracterizado a los últimos años de nuestro país, y por eso mismo esperamos y exigimos que se identifique y condene a los autores materiales e intelectuales de este hecho inadmisible. Por todo esto, porque siempre estuvimos y estaremos junto a los compañeros víctimas del autoritarismo y la violencia, porque el movimiento obrero siempre debe estar junto a los trabajadores que luchan, por Mariano, porque no haya un luchador caído más en la Argentina, desde la Juventud de CTA Nacional convocamos a las 17hs a marchar en todo el país en repudio del asesinato y agresión a compañeros trabajadores.

Carta a los compañeros humanistas

16 de Septiembre 1976 / 16 septiembre 2010

En defensa de la comunidad Mapuche

La juventud en la Cumbre Social de Mercosur

Consultá el padrón

Empezó el Juicio a Videla, Menéndez y 29 represores más

El viernes 2 de julio de 2010, después de casi 25 años de su primer sentencia, Videla vuelve a estar en el banquillo. Esto es algo histórico, por el símbolo que es y porque se da en un contexto en el que se está juzgando a genocidas en todo el país e Italia. Con el de Videla son once los juicios orales y públicos en curso en Chaco (2), Santa Fe, Tucumán, Capital (4), Mendoza y Córdoba e Italia.

Charla por los mismos derechos

"Los mismos derechos", panel multidisciplinario sobre el proyecto de ley de matrimonio igualitario

Primer Encuentro de Estudiantes de Esteban Echeverría y Ezeiza

La Juventud de la CTA Echeverría Ezeiza, con la colaboración del SUTEBA Echeverría Ezeiza organizo el Primer (pero no el ultimo) Encuentro Estudiantes Secundarios y terciarios de Esteban Echeverría y Ezeiza.


Secciones...

En esta sección...

Comunicado de Juventud por la muerte de Néstor Kirchner

Declaración de la Juventud de CTA por el asesinato de Mariano Ferreyra

La Juventud de CTA, como movimiento de los trabajadores, no puede menos que expresar su profundo e incontestable repudio por la muerte de un compañero trabajador que brutal y deliberadamente fue asesinado por ejercer su legítimo derecho a luchar por la dignidad y justicia de los derechos laborales que son suyos y de sus compañeros. En ese sentido, sin que merezcan consideración ideologías o banderías políticas, el terrible hecho de violencia producido hoy no es ni puede ser representante de ningún conjunto de trabajadores ni de militancia sindical, sino que se trata de un acto delictivo y bárbaro que merece la automática y férrea condena de todos los movimientos y ciudadanos. Quienes asesinan bestialmente a un compañero no son trabajadores, mucho menos militantes del movimiento obrero y gremial, sino mafiosos enquistados en un poder perimido que violentan el espíritu democrático que impregna a la clase obrera y a quienes la representamos en la CTA. Defendimos siempre como una bandera y una victoria de las luchas de la clase obrera el absoluto rechazo de la represión como respuesta a los reclamos y medidas de lucha de cualquier tipo que ha caracterizado a los últimos años de nuestro país, y por eso mismo esperamos y exigimos que se identifique y condene a los autores materiales e intelectuales de este hecho inadmisible. Por todo esto, porque siempre estuvimos y estaremos junto a los compañeros víctimas del autoritarismo y la violencia, porque el movimiento obrero siempre debe estar junto a los trabajadores que luchan, por Mariano, porque no haya un luchador caído más en la Argentina, desde la Juventud de CTA Nacional convocamos a las 17hs a marchar en todo el país en repudio del asesinato y agresión a compañeros trabajadores.

Carta a los compañeros humanistas

volver a comienzo sección